Luego de la cirugía de amputación de la pierna, es importante cuidar el muñón para reducir la hinchazón, impedir las contracturas por flexiones de los músculos y evitar infecciones. Tome en cuenta los siguientes consejos para la salud de su pierna:

  1. El paciente tendrá un enyesado sobre el muñón que debe llevarse por las primeras dos semanas después de la amputación.
  2. Luego de remover el enyesado se utiliza un vendaje amovible y rígido conocido como el VAR. Este tipo de vendaje debe ser removido todas las noches para limpiar y examinar el muñón.
  3. A medida que va bajando la inflamación, debe utilizar medias de encogimiento sobre el muñón. Es importante que se estire la media para no dejar espacio al fondo de esta, ya que el muñón podría hincharse en ese espacio.
  4. Tan pronto el muñón empiece a sanar, el médico puede prescribir una prótesis preparatoria para usarse temporeramente por 3 hasta 6 meses.
  5. Para mantener un ajuste adecuado de la prótesis debe usar la media indicada por el protesista.
  6. Mantenga la piel y el interior del cono de la prótesis limpio todos los días.
  7. Lave el muñón diariamente con agua tibia y jabón ligero sin fragancia.
  8. El cono debe ser limpiado diariamente con agua tibia y paño enjabonado.
  9. Si la amputación es debajo de la rodilla:
    • Es importante mantener derecha la rodilla y no flexionarla por tiempos largos para impedir una contractura. Puede utilizar una tabla en la silla de ruedas para evitar flexionar la rodilla.
    • No coloque una almohada debajo de la rodilla cuando esté acostado.
Please follow and like us: